martes, 3 de marzo de 2015

Postales del corredor, febrero



En septiembre de 2014, en la red social Facebook, inicié un pequeño proyecto que funde el arte de correr con el arte de escribir y que lleva por nombre POSTALES DEL CORREDOR . Cada semana voy escribiendo en los estados de mi perfil pequeñas ráfagas a manera de un texto secuenciado. En este blog voy subiendo mensualmente la recopilación de estos textos bajo la etiqueta del mismo título. Los dejo con Postales del Corredor (febrero/15).

*
Habitados por la luz, encendemos vida en cada leve movimiento.

*
El cronómetro reinicia la eternidad desde cero.


*
Me pregunto si, mientras escribo estas palabras, el silencio avanza en cuenta regresiva.


*
Cruzar la línea de meta es saborear en un paso la distancia acumulada.


*
Silbidos de pájaros, ladridos de algún perro, murmullos de una fuente, sílabas de patos, jadeos de bocas, risas de niños, soplidos del aire, sonidos de pisadas, meditación de los árboles… Correr es poner en marcha una cinta de paisajes sonoros.


*
Imagino a los antiguos mensajeros corriendo para entregar su misiva. Imagino ser uno de ellos sin más mensaje que el que despliega la piel durante su trayecto.


*
El ambiente que se respira en las carreras es el de una tribu corriendo por el simple placer de no tener ninguna presa a la que dar caza.

*
Mientras corro voy pensando en que esta pista fue antes una carretera, y antes un río salvaje,  y antes un terreno árido, y antes un campo de cultivo, y antes una lengua volcánica, y antes corteza terrestre, y antes caos, y antes vacío… Conmigo van todos los paisajes que soy y que nunca he vivido.


 ***